Una sobredosis por medicamentos sucede cuando una persona toma una cantidad mayor a la prescrita, esto puede repercutir en síntomas graves que en los peores casos puede provocar la muerte.

Aunque existe la sobredosis accidental y la intencional, ambas detonan los mismos resultados en el organismo. Una sobredosis no es lo mismo que una intoxicación, aunque los efectos sean similares.

 La intoxicación ocurre cuando alguien se expone a químicos, sustancias, plantas o ingredientes dañinos para el organismo.

 Síntomas de sobredosis por medicinas

  • Dolor abdominal y vómitos.
  • Pérdida de reflejos, somnolencia, movimientos no coordinados de los músculos, apariencia de estado ebrio
  • Inconsciencia
  • Respiración agitada y rápida
  • Aumento de la temperatura corporal

 ¿Qué tienes que hacer?

Lo principal es pedir ayuda  a alguien cercano, que llame a los servicios de emergencia, una ambulancia o que pueda acercarte al área de urgencias del hospital.

Si tú eres quien debe auxiliar: 

  • Busca recipientes cercanos a la persona con sobredosis y anímala a vomitar.
  • Si la persona está insconsciente o notas que no respira bien, inicia maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP)
  • Evita el enfriamiento
  • Asegúrate de que no queden restos de vómito para evitar asfixia y procura guardar una muestra para que los médicos analicen.
  • Si la persona con sobredosis está consciente, pregunta si mezcló el medicamento con bebidas o alimentos, la cantidad ingerida, la hora de ingesta y proporciona la información rápidamente al médico.

 Lo más importante al identificar estos síntomas es pedir ayuda y asistencia médica, porque el tiempo es importante para la persona con sobredodis.