El Covid-19 no es la primera epidemia que ha enfrentado al mundo a un futuro desolador. Entre 1346 y 1347, en Europa estalló el mayor brote conocido de la afamada, pero poco conocida en síntomas y propagación, peste negra.

Un huésped inesperado y fatal, que afecta por igual a personas de bajos recursos como a individuos de clases altas. Y que a diferencia de la viruela, no ha quedado en el pasado, sigue activa esperando una nueva oportunidad, que quizás está por llegar.

¡Mongolia confirma casos!

De acuerdo a información del Centro Nacional para Enfermedades Zoonóticas, en las últimas 24 horas se detectaron dos casos de peste negra en la región de Mongolia. Se trata de un hombre y una mujer que se encuentran en estado crítico. Se cree que la causa está en el contacto con carne de marmota.

¿Qué es la peste?

También conocida como peste bubónica, se trata de una infección bacteriana grave que se transmite por las pulgas. De acuerdo al instituto médico Mayo Clinic, el organismo que provoca la peste es el yersinia pestis, y se encuentra en pequeños roedores de regiones rurales.

Síntomas de la peste

Existen tres tipos de peste: bubónica, septicémica y pulmonar, y cada una tiene síntomas diferentes.

Peste bubónica

Afecta los nódulos linfáticos ubicados en ingle, axila y cuello (hinchazón)
Adquieren el tamaño de un huevo de gallina y son sensibles y firmes al tacto
Fiebre y escalofríos
Dolor de cabeza
Fatiga y dolor muscular

Peste septicémica

Fiebre y escalofríos
Debilidad extrema
Dolor abdominal, diarrea y vómito
Sangrado de la boca, la nariz, recto y debajo de la piel
Oscurecimiento y muerte del tejido en las extremidades

Peste pulmonar

Es el tipo menos frecuente, pero el más letal.

Tos con sangre
Falta de aliento
Náuseas y vómito
Fiebre alta
Dolor de cabeza
Debilidad
Dolor en el pecho

Es importante recibir tratamiento lo antes posible, dentro del margen de las 24 horas a partir de la aparición del primer signo. Al ser una bacteria, el antibiótico suele ser la primera opción. Sin embargo, solo el médico es el único que puede indicar el tratamiento a seguir.

Los animales que debes tener cuidado son: ratas, ratones, ardillas, conejos, perros de pradera y topillos.