Las mujeres embarazadas suelen preocuparse cuando se acerca un eclipse, ya que la creencia popular indica que esto podría afectar su embarazo de diversas maneras.

La creencia transmitida de generación en generación dicta que si una mujer se expone a un eclipse, el bebé podría nacer con alguna malformación congénita.

Ante esto, las mujeres recurren a diversos «amuletos» para la protección del embarazo, por ejemplo una cinta roja al rededor del vientre o un objeto de metal incrustado en la ropa cercano al vientre como un pequeño alfiler.

Sin embargo, a pesar de la creencia popular, la ciencia ha descartado la influencia de los eclipses en el embarazo.

De acuerdo a Gloria Delgado, del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México, en entrevista para UNAM Global dijo que no hay nada místico en los eclipses y que estos ocurren por el movimiento de los astros y que son completamente naturales.

» Lo que sí ocurre es que hay un efecto en el peso corporal y las mareas debido la fuerza de la gravedad pero no es significativo, ya que si nos subimos a una báscula ese día sólo pesaremos medio gramo menos», agregó.

Sin embargo, la ciencia ha demostrado que las malformaciones congénitas que se relacionan con los eclipses, en realidad ocurren desde el momento de la gestación y no por la influencia de los astros. Estas ocurren cuando el ser humano apenas se está formando en el que tiene lugar los intercambios genéticos que condicionan el desarrollo.

El Instituto Mexicano del Seguro Social también ha indicado que los eclipses no influyen de manera negativa sobre los embarazos y que estos no dañan de ninguna manera al bebé.

La única manera de prevenir malformaciones congénitas en los bebés es llevando un buen control del embarazo, acudiendo a las citas médicas adecuadas e ingerir el suplemento vitamínico de ácido fólico, que ha demostrado ser efectivo para reducir la posibilidad de que el bebé nazca con algún problema de salud.

No solamente los embarazos se han relacionado con los eclipses, existen otras creencias, por ejemplo en Italia se piensa que sembrar flores durante un eclipse hará que estas crezcan mas hermosas.

En México se piensa que los eclipses influyen sobre los árboles frutales a los que, como a las embarazadas, se les coloca un listón rojo para protección de los frutos.

Un mito muy arraigado en la edad antigua es que los eclipses solares estaban relacionados con catástrofes o mala suerte.

Se creía también que la comida preparada durante un eclipse estaba envenenada, esto debido a la radiación emitida durante el fenómeno, sin embargo, la NASA desmintió el hecho al asegurar que si esto ocurriera, se contaminarían los alimentos en la alacena y hasta los cultivos.