Todos conocemos a algún familiar, amigo, vecino que tiene cáncer. Esta enfermedad es tan común que 5 de cada 10 personas que son diagnosticadas con algún tipo de cáncer.

Casi a diario aparecen distintos avances tecnológicos que aseguran acercarnos cada vez más a la ansiada cura contra el cáncer, pero ¿es posible erradicarlo? Y si es así ¿cuán cerca se está de conseguirlo?

Jesús Gil, profesor de proliferación celular en el Imperial College de Londres, explicó en una de sus conferencias, que para comprender por qué aún no se ha curado el cáncer, lo más importante que debe saber esto no es una sola enfermedad, en término general existen más de 200 cánceres, cada uno causado por un conjunto diferente de mutaciones y, a medida que el tumor crece, se acumulan más y más alteraciones. Esto significa que cada tumor tiene un conjunto individual de mutaciones, por lo que un medicamento que funciona para un paciente puede no tener ningún efecto en otro.

Cada tipo de cáncer tiene muchos subtipos, y todos se ven y se comportan de manera diferente porque son diferentes a nivel genético y molecular. Esto se debe a que el cáncer surge de nuestras propias células, por lo que cada cáncer puede ser tan diferente y diverso como las personas.

Tratamientos para el cáncer

Según el Instituto de Fisiología Celular (IFC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el término curación se aplica cuando ha transcurrido un tiempo libre de enfermedad que los expertos establecen en general en cinco años desde el momento del diagnóstico. Sin embargo, ello no impide que puedan producirse recaídas, aunque el pronóstico global en los últimos años ha mejorado de forma considerable se presume que esta enfermedad persista.

Una vez diagnosticado el tipo de cáncer existen distintos tratamientos dependiendo del caso, las cuales en ocasiones se utilizan de manera combinada:

  • Cirugía. Una operación para extirpar el tumor es el tratamiento principal para muchos tipos de cáncer.
  •  Radioterapia. La radioterapia utiliza alta energía de rayos X para destruir las células cancerosas.
  • Quimioterapia. La quimioterapia utiliza fármacos antineoplásicos (citotóxicos) para destruir las células cancerosas.
  • La terapia hormonal. Las hormonas son sustancias naturales producidas por el cuerpo que controlan el crecimiento y la actividad de ciertas células.
  • La terapia biológica. Las terapias biológicas funcionan de diversas maneras para destruir las células cancerosas

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen infinidad de estudios, estrategias fundamentales en este tema, como el diagnóstico temprano, que consiste en conocer los signos y síntomas iniciales para facilitar el diagnóstico, que consiste en la aplicación sistemática de una prueba entre la población asintomática para descubrir anomalías indicativas de un cáncer determinado, pero a pesar de todo esto, el cáncer persiste en nuestros días.