El baile es una actividad que apoya y complementa el desarrollo integral de los seres humanos y, en los niños, potencializa sus capacidades: valores, actitudes y aptitudes; además ofrece bienestar físico, pues les ayuda a manifestar sus capacidades intelectuales, emocionales, físicas y sociales.

De acuerdo con expertos de Kid City, el área de programas para niños de Sport City, “cuando los pequeños tienen que aprenderse diversos pasos, su capacidad de memorización aumenta ya que su mente se mantiene en trabajo constante, fortaleciendo también su imaginación y la comunicación corporal con ellos mismos”.

Baila y gana

Para estos días, en los que aún varias personas están en cuarentena, nos sugirieron un juego para fortalecer el desarrollo de los niños con accesorios que seguro encontramos en casa:

Recipientes de plástico medianos.
Pelotas pequeñas o pompones.
Mascadas, bufandas o cinturones.
Mientras que los pasos para jugar son:

Encuentra un espacio amplio en casa para llevar a cabo el juego.

Con ayuda de algunas de las prendas mencionadas sujeta a la espalda de los participantes uno de los recipientes de plástico y coloca en él las pelotas.

Elijan la canción favorita del pequeño para bailar.

Al ritmo de la música y solo bailando (sin saltar) deberán sacar las pelotas del recipiente.

Ganará quien lo logre para cuando termine la canción.

“La convivencia y la interacción establecen fuertes lazos de confianza en sí mismos al momento de ejecutar una actividad como una rutina de ejercicio, clase de baile, o taller de lectura, además de enseñarle valores como no juzgar el aprendizaje del otro y valorar lo que su compañero de juego puede lograr desde su desarrollo. Todas las actividades lúdicas con los niños son una gran oportunidad para fortalecer los lazos familiares, divertirse y compartir tiempo”, expusieron los expertos.