Si hay un medicamento que casi siempre está en casa, es la aspirina.

Cuando tenemos dolor de cabeza o muscular e incluso fiebre, ha sido probado como un gran aliado para aliviar este tipo de malestares, según con el Texas Heart Institute.

Y es que no en vano es un medicamento famoso y requerido a nivel mundial. Es uno de los medicamentos más ampliamente usados en el mundo (ácido acetilsalicílico) y una de las sustancias más investigadas en la historia.

Por lo mismo, es de vital importancia señalar su uso, cómo funciona y para quién está contraindicado.

¿Cómo actúa la aspirina en el cuerpo?

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Chicago, la aspirina es un agente antiplaquetario, esto significa que impide que las células sanguíneas denominadas «plaquetas» se adhieran unas a otras y formen coágulos.

La aspirina también reduce las sustancias del organismo que causan dolor e inflamación.

Analgésico

Una de las principales funciones de la aspirina es aliviar el dolor, es un analgésico muy potente por lo que reduce el dolor considerablemente.

Antiinflamatorio

Contiene propiedades antiinflamatorias que reducen la inflamación y relajan los músculos.

Antipilético

Es muy efectiva para reducir la fiebre la aspirina, pues cuando comienza algún tipo de proceso infeccioso es cuando la temperatura de cuerpo aumenta.

¿Qué pasa si estoy tomando otros medicamentos?

Debes tener mucho cuidado ya que dependiendo los fármacos que tomes, podría aumentar o disminuir el efecto de la aspirina (interacciones).

¿Es bueno tomar una aspirina diario?

Un estudio publicado en la revista médica British Journal of Clinical Pharmacology indica que las personas sanas no deben tomar aspirina diaria como método de prevención de enfermedades cardíacas.

El estudio se basó en la medición de los beneficios y riesgos de la aspirina en dosis pequeñas y se descubrió que los riesgos de un evento cardiovascular es mayor a los beneficios que esta tiene.

Por su parte, la American College of Cardiology y la American Heart Association, recomiendan a la aspirina o método de prevención solamente en personas que hayan tenido un evento cardíaco previo o cirugías de corazón abierto.

¿Quién no debe tomar aspirina?

Información del British Journal of Clinical Pharmacology, no se recomienda en estos casos:

Alergia al ácido acetilsalicílico o a cualquier otro componente de este medicamento

En caso de asma

Úlceras de estómago, de intestino o molestias gástricas de repetición

Presencia de pólipos nasales asociados a asma

Hemofilia u otros problemas de coagulación sanguínea

Llevar tratamiento con medicamentos anticoagulantes orales

Enfermedades del riñón y/o del hígado (insuficiencia renal y/o hepática)

-Embarazo

Hipertensión arterial

Aunque ya te informamos para qué sirve la aspirina, siempre debes consultar con un médico antes de tomar cualquier fármaco. ¡Cuida tu salud!