La osteoporosis, enfermedad que afecta a los huesos y que puede provocar discapacidad en las personas, es sufrida por una de cada tres mujeres mexicanas, indican médicos de Amgen México.

«Al menos 30% de las mujeres mayores de 50 años padece osteoporosis, pero solo 20 % de ellas lo saben», explicó el doctor Max Saráchaga, director médico de Amgen México.

En el marco del Día Mundial de la Osteoporosis, el especialista indicó que esta enfermedad provoca que los huesos del cuerpo queden porosos y frágiles lo que aumenta en gran medida el riesgo de fractura.

OMS pide disminuir consumo de alcohol para reducir cáncer de mama
Saráchaga explicó que la osteoporosis es una de las enfermedades crónicas más comunes y se estima que en México hay más de 10 millones de personas con este padecimiento y aunque afecta en su mayoría a las mujeres; además señaló que uno de cada cinco hombres de más de 50 años la padece.

Detalló que entre los factores de riesgo que pueden llevar a alguien a vivir con esta enfermedad están el género, ser mayor de 50 años, una dieta baja en calcio, el sedentarismo, uso excesivo de alcohol y el consumo de tabaco.

El especialista apuntó que es normal que los huesos se renuevan constantemente.

No obstante este proceso se realiza después de los 20 años a pesar de que las personas alcanzan su masa ósea máxima a los 30, a partir de este punto la masa ósea del cuerpo se pierde con mayor facilidad.

«Es por ello que la prevención de esta enfermedad debe empezar desde la niñez. Los niños deben hacer ejercicio, exponerse al sol al menos 20 minutos al día, mantener un peso acorde a la estatura y llevar una dieta rica en calcio», expresó

Osteoporosis y menopausia ¿Qué relación tienen?
Saráchaga señaló que existe una fuerte relación entre la menopausia y la osteoporosis, esto debido a la falta de estrógeno en las mujeres postmenopáusicas pues un bajo nivel de esta hormona provoca pérdida de masa ósea.

Si te molesta que la gente coma con la boca abierta tienes misofonía: te explicamos
«En México, cerca del 17 % de las mujeres postmenopáusicas tienen osteoporosis», precisó.

Sin embargo, señala, muchas mujeres desconocen que padecen de osteoporosis hasta que se presenta alguna lesión o fractura.

«El diagnóstico llega, en la mayoría de las ocasiones, con la primera fractura, por eso consideramos que es una enfermedad silenciosa», dijo.

Enfatizó que en el mundo cada tres segundos se presenta una fractura por osteoporosis, según datos de la Fundación Internacional de Osteoporosis.

«Esto tiene grandes implicaciones en la economía y la dinámica familiar, pues el 33% de las afectadas se vuelve totalmente dependiente de sus familiares o cuidadores, sobre todo cuando la fractura es de cadera e incapacita a las personas», refirió.

Por tal escenario explicó que es de suma importancia diagnosticar de manera adecuada la enfermedad y para lograrlo el primer paso es que quienes presenten algún factor de riesgo se sometan a una densitometría ósea.

«Es un estudio que está disponible en todo el país y permite establecer si los huesos están sanos o no», señaló el especialista.

En datos puntuales para México, a la fecha, las fracturas por osteoporosis representan una carga económica de 97 millones de dólares al año; se espera que para 2050 el 37% de la población mexicana padezca de esta enfermedad.

Juntas Somos Inquebrantables: campaña contra la osteoporosis
Por lo anterior Amgen México lanzó la campaña «Juntas somos inquebrantables» cuyo objetivo es dar visibilidad a este tipo de enfermedades que han incrementado su incidencia y para fomentar una mayor prevención por parte de las mujeres mexicanas.

Por otro lado, se cuenta con el programa Post Fracture Care el cual brinda capacitación y herramientas sobre la osteoporosis, su diagnóstico y tratamiento a profesionales de la salud.

Max Saráchaga puntualizó al señalar que la salud ósea debe ser una prioridad en el cuidado a la salud, pues el desarrollo de la osteoporosis es grave pues este crece de la mano con el envejecimiento de la población.

«Para lograr reducir sus índices debemos prevenir y buscar disminuir el riesgo de fracturas. Además de realizar pruebas diagnósticas que pueden salvar muchas vidas y evitar discapacidad», concluyó.