Noviembre será dedicado a crear conciencia acerca del cáncer de próstata, en una campaña similar a la vista durante octubre con el cáncer de mama. Es muy importante aclarar que no se trata sobre la prevención, pues para eso existen las medidas como un estilo de vida saludable, se trata de sensibilizar a la población acerca de la importancia de la detección oportuna de la enfermedad.

Alejandro Martínez, Cirujano Oncólogo, aseguró que una de las principales preocupaciones de los hombres al momento de acudir a revisión es en relación al tacto rectal, y aunque podría parecerlo este no es el principal obstáculo.

“Tanto hombres como mujeres evitan acudir a consulta o la posponen indefinidamente por la misma razón, el miedo. Muchas veces la pregunta “¿y si me detectan algo malo?” es la razón por la cual no van a revisión y es importantísimo cambiar este pensamiento, primero tomando en cuenta que tanto el cáncer de próstata como el de mama, si se diagnostican y se tratan en etapas tempranas, la gran mayoría de los casos son curables y cuentan con múltiples opciones de tratamiento”.

Esta enfermedad ocupa el primer lugar en frecuencia y mortalidad en México, superando incluso el número de muertes provocadas por el cáncer de mama.

“Los números son fríos pero no mienten, así que estadísticamente una de cada ocho mujeres sufrirá cáncer de mama y uno de cada siete hombres padecerá cáncer de próstata”.

Para el Dr. Martínez, se recomienda iniciar con el tamizaje a partir de la edad de 50 años, haciéndolo con la prueba del antígeno prostático especifico (APE), que es el llamado “examen de sangre de la próstata”.

Cabe resaltar que la mayoría de las instituciones que realizan el tamizaje, ya no recomiendan la práctica del tacto rectal a todos los pacientes.

“Tanto la American Cancer Society, la Task Force y el Grupo Europeo, indican que si el antígeno prostático está normal, el examen físico puede omitirse”.

¿Es hereditario el cáncer de próstata?

En la gran mayoría de los casos, no lo es. “Tenemos que cambiar urgentemente esa manera de pensar, porque hemos topado con pacientes que no se realizan ningún estudio, bajo la premisa de “en mi casa no hay casos de cáncer” y la consideran una enfermedad ajena.

Pues no, la mayor parte de los casos no cuentan con un componente hereditario, únicamente uno de cada diez entran en esta categoría”.

El cáncer de próstata tiene un par de características mortales, pues no provoca sintomatologías y su crecimiento es lento. “Las molestias pueden ser poco específicas, incluso algunos casos se detectan cuando han provocado metástasis, que precisamente es lo que se busca evitar”.