Para “adentrarse” en el mundo de los sueños, el primer paso es descansar adecuadamente, pues aunque parece raro, no siempre sabemos cómo hacerlo.

Dormir solamente no es suficiente, pues es la falta de descanso lo que impide que podamos recordar lo que se sueña, comentó la Psicoterapeuta Susy Armas.

“Es un tema muy importante, porque los sueños sí son una ventana al inconsciente. Hay 23 tipos de sueños, los compartidos, los telepáticos, los prospectivos, los transpersonales, los premoniciosos, por resolución, los incubados y está comprobado que una persona tiene 40 o más sueños diferentes en una sola noche”.

El problema, es que no podemos recordar lo soñado, porque no estamos acostumbrados y no ‘ejercitamos’ el inconsciente para recibir los mensajes.

“Es como cuando empiezas a hacer ejercicio, que al principio te sientes adolorido y no te puedes ni mover, pero después te vas acostumbrando. Funciona de una manera parecida, pues el inconsciente es un gran mensajero, pero necesitamos aprender a reconocer los mensajes que nos da».

En el caso de los sueños endorfínicos, que ayudan a resolver situaciones complicadas, se presentan situaciones como cuando alguien está pasando por un duelo y sueña a la persona que perdió, se queda más reconfortada porque tuvo una oportunidad de volverlo a ver y despedirse. Pero esto no tiene nada que ver con la espiritualidad, las personas no se “aparecen” en los sueños.

“Es tu subconsciente quien busca el recuerdo y también depende del tipo de sueño, por decir algo, los sueños compensatorios ocurren cuando sueñas a alguien que extrañas mucho o a quien no has visto hace tiempo. Hay tres aspectos importantes para revisar: primero en qué contexto se dio el sueño. Segundo, fijarte en tu intuición ¿qué sientes, por qué estás soñando esto? y tercero, la experiencia misma. Es importante acudir con un especialista para saber por dónde interpretar esos sueños”.

“Hay sueños que contienen información específica, pero hay otros que solamente son reflejo de cómo nos sentimos. Si te quedas con ganas de bailar y sueñas que estás bailando, se están elaborando deseos, por eso la importancia de hablar con un especialista, para evitar sugestiones y malos entendidos”.

TODOS LOS SUEÑOS TIENEN INFORMACIÓN

Para la Psicoterapeuta, en ocasiones, los sueños sirven para hacer la digestión del día. “Imagínate que has pasado toda la jornada escuchando malas noticias: accidentes, muertos, es probable que en la noche tengas sueños sobre el tema, porque tu cuerpo está asimilando la información que recibiste durante el día y que de manera consciente no fuiste capaz de procesar adecuadamente”.

¿CÓMO ENTRENAR PARA RECORDAR LOS SUEÑOS?

El inconsciente es maravilloso y aprender a escucharlo puede ser muy beneficioso, por lo que Susy Armas, recomienda iniciar con una libreta para apuntarlos.

“Cuando despiertas, en ocasiones recuerdas lo soñado durante algunos minutos, pero luego lo olvidas, entonces yo aconsejo que lo escribas lo más detalladamente posible, las personas que aparecen, los sucesos acontecidos, toda esta carga informativa dará pistas sobre problemas a trabajar, de miedos por resolver, es un material muy puro para ayudarnos a trabajar en nosotros mismos”.