El agua es una de las sustancias vitales para el funcionamiento del cuerpo humano, ya que lo hidrata y le permite evitar enfermedades, por lo que su consumo diario es recomendado por todos los especialistas.

Sin embargo, si comienzas tu día con un vaso de agua simple, esto podría traer varios efectos positivos en tu vida, ya que podrías comenzar a disminuir el consumo de bebidas azucaradas y con sabores artificiales.

De acuerdo con el sitio Ecoosfera, los beneficios de beber agua al despertar, con el estómago vacío e incluso antes del lavado de dientes pueden observarse a partir del décimo día, cuando algunos problemas gastrointestinales comienzan a desaparecer.

Una de las primeras bondades del agua simple es que ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo, ya que durante la noche el cuerpo realiza un proceso de reparación. Por si fuera poco, el agua ayuda a la producción de células musculares y sanguíneas.

Cuando bebes agua teniendo el estómago vacío, el ritmo metabólico puede incrementarse hasta en un 24%, se purifica el colon y facilita la absorción de nutrientes.

Si padeces de dolores causados por el ácido estomacal, el agua también puede ayudar a mitigarlos, ya que no solo empuja el ácido sino que lo diluye.

Es bien sabido que la hidratación mejora el aspecto de la piel, por lo que también podrás evitar la aparición de arrugas prematuras y tendrás una piel radiante, debido a que el agua ayuda a que el cuerpo libere toxinas.

Otro de los beneficios que obtendrás al tomar agua en las mañanas es que puedes evitar la aparición de piedras en los riñones, además de que el sistema inmunológico se ve fortalecido, y así puedes protegerte de infecciones y enfermedades.