La desesperación de tener a un ser amado enfermo de covid-19 debatiéndose entre la vida y la muerte es algo que cada vez más personas experimentan y lamentablemente a Carmen Torres y su familia esta situación los llevó a ser víctimas de la estafa por comerciantes de redes sociales que les vendieron un tanque de helio en lugar de uno de oxígeno para después desaparecer sin mayor explicación.

Fue recientemente que la salud de su madre enferma de covid y en edad avanzada comenzó a empeorar y a requerir oxígeno médico, en ese momento la búsqueda de la familia comenzó para lograr adquirir, ya fuese en compra o en renta, este insumo.

Fue su cuñado quien a través de un grupo de «compra-venta» en redes sociales logró encontrar uno por 6 mil pesos, trasladándose hasta la ciudad de Silao para comprarlo.

«El sábado mi mamá estaba saturando muy poco y le urgía el oxígeno y ve mi cuñado un contacto de un señor que estaba vendiendo en Facebook un tanque de oxígeno, y resulta ser que cuando van a Silao por él y van a rellenarlo, se dieron cuenta que no era de oxígeno, era de gas helio, de gas para los globos”, platicó Carmen Torres.

Cuando quisieron contactarlo nuevamente la persona dejó de responder y prácticamente desapareció dejándolos a la deriva, sin el dinero y con el tiempo en contra, ante la necesidad se dieron a la búsqueda nuevamente y adquirieron un tanque en calidad préstamo, lamentablemente se encuentra caducado y no podrá ser de utilidad.

«Yo no sé qué tengan en el corazón o en las venas que en verdad no les duele nuestro dolor, yo a nadie le deseo que pase por esto en verdad porque es tan frustrante y desesperante ver que tu familiar está entre la vida y la muerte, ver como tanta gente ocupa hoy del oxígeno para poder seguir respirando. Yo soy católica y espero que Dios los perdone porque la verdad no se vale lo que están haciendo”, contó entre lágrimas.

Ante un padre que falleció hace más de un mes y cuyos gastos funerarios se encuentran aún cubriendo, adquirir un tanque de oxígeno a precios tan altos como los que hoy se ofertan, no es parte de sus posibilidades, hacen un llamado de ayuda para quien pueda proveerles un tanque a precio razonable, esperan que su historia sirva para que otros más no resulten víctimas de esta clase de estafas.