A través de redes sociales se difundió días atrás la advertencia de que los termómetros infrarrojos de «pistola» con que revisan la temperatura de los visitantes en establecimientos y comercios pueden causar daño a las retinas y la vista.

El mensaje ha causado alarma, ya que se trata de uno de los protocolos de seguridad básicos durante la transición a la «Nueva Normalidad» en el contexto de la pandemia del COVID-19, ¿pero es verdad esta afirmación?

¿Los termómetros infrarrojos en verdad son dañinos?

Los expertos consultados por diversas fuentes aseguran que es falso que los termómetros de «pistola» resulten dañinos para las retinas de las personas, o la vista en general.

Uno de los especialistas que se dio a la tarea de desmentir dicha información es el profesor Hugo Ocampo de la Facultad de Salud de la Universidad del Valle, en Colombia.

El también oftálmologo y retinólogo explicó que si bien estos aparatos captan la radiación infrarroja que emite la temperatura corporal, no la emiten; sólo la miden.

En cuanto al láser rojo del termómetro, detalló que no es el encargado de captar la radiación, sino que es más bien una especie de apuntador, ya que ayuda al instrumento a dirigir dónde tomar la temperatura.

El láser rojo que se usa es como una guía para apuntar, no quema, no emite calor (…) No tiene fundamento que se diga que ese láser puede provocar cortes o abrasiones. Para hacer cortes se necesitan láser de alto poder de energía y con una longitud de onda diferente. Eso es imposible con un termómetro que mide la temperatura corporal», concluyó.

Si pese a esto todavía sientes temor de que el rayo láser pueda dañar tus retinas, el especialista recomienda simplemente cerrar los ojos cuando te tomen la temperatura.

Asimismo, se sugiere que la distancia a la cual se toma la temperatura no debe exceder los 15 centímetros, ya que sólo así podrá ser captada de manera confiable.

Recuerda que esta es uno de los protocolos sanitarios que deben seguir de forma obligatoria establecimientos y comercios para detectar casos sospechosos de COVID-19 y prevenir contagios.