¿Qué pasa por tu mente cuando ves una cucaracha? Tal vez pienses varias formas de terminar con ella, pero te habías puesto a pensar ¿qué enfermedades pueden provocar las cucarachas?

Además de que son un insecto que para muchas personas es repugnante, también es de cuidado, porque de acuerdo a información de la Asociación Nacional de Manejo de Plagas, las cucarachas podrían provocar varias enfermedades.

¿Qué enfermedades causan las cucarachas?

A diferencia de los mosquitos y garrapatas, que causan enfermedades a través de sus picaduras, las cucarachas causan enfermedades indirectamente.

Propagan gérmenes que pueden generar ciertas enfermedades debido a sus sucios hábitos.

¿Cómo es esto posible? Las cucarachas actúan como depósitos de bacterias, ya que acumulan bacterias fácil y frecuentemente debido a los lugares que visitan (alcantarillas, basura) y por comer carne cruda y heces de animales.

Algunas de las enfermedades que pueden transmitir las cucarachas son:

Disenteria
Esta enfermedad consiste básicamente en la inflamación del intestino, normalmente el colon, causando dolores de estómago y diarrea. La gravedad de los síntomas puede variar dependiendo del patógeno que lo cause.

Cólera
Es causado por un tipo de bacteria llamada Vibrio cholerae, la cual se encuentra específicamente en las cucarachas.

Mayormente consiste en la inflamación del intestino delgado, lo que desencadena dolor de estómago y diarrea, aunque algunas personas padecen pocos síntomas o incluso ninguno en absoluto.

Lepra
La lepra es causada por otro pasajero que puede ser encontrado las cucarachas, Mycobacterium leprae. Este mal tipo causa terribles llagas en la piel, lo que, si no se trata, puede desencadenar en severas desfiguraciones, así como causar daños en los nervios de las extremidades.

Fiebre tifoidea
Es una infección provocada por la Salmonella typhi, o su prima la Salmonela paratyphi, la cuál normalmente causa una leve versión de la enfermedad, y normalmente se transmite por la llegada cuerpos de cucarachas a fuentes de agua y alimento. Los síntomas más comunes incluyen fiebres altas, molestias y dolores, diarrea y cansancio.

Poliomielitis
Uno de los virus que se han observado en las cucarachas es el Poliomielitis, más comúnmente conocido como Polio, el cual es una enfermedad severa que afecta mayormente a niños menores de tres años. Una persona infectada por el virus puede sufrir fiebre alta, fatiga, rigidez en el cuello y, si el virus invade el sistema nervioso, parálisis.

Asma
Las cucarachas tienen ciertas proteínas en sus cuerpos que pueden ser un alérgeno para ciertas personas. Cuando las partículas diminutas de los cuerpos de la cucaracha se expanden a través del aire estas proteínas, al ser inhaladas pueden causar un ataque de asma en personas sensibles.

Por su parte, el Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología reveló que la saliva, las heces y la piel de las mudas de las cucarachas pueden desencadenar el asma y otras alergias.

¿Cómo propagan enfermedades las cucarachas?

A través de sus vómitos, sus heces, o por contacto directo. Cuando una cucaracha se alimenta de algo que contiene bacterias como una pieza cruda de carne cruda o heces de animal, la bacteria entra en el sistema permaneciendo dentro de su boca, en su saliva, e incluso inactiva en su sistema digestivo.

Cuando vomitan o defecan, las bacterias contaminan cualquier lugar por donde ellas pasen. Son bien conocidas como imanes gigantes para las bacterias y los virus.

Por eso es fácil enfermarse, con el simple hecho de comer o beber cualquier cosa donde la cucaracha haya pasado( y peor aun si vomitó o defecó). Lo mismo ocurre con los paños de cocina y las toallas sucias.

Para los asmáticos, la presencia de cucarachas en su hogar o lugar de trabajo puede conducir a un ataque de asma u otras reacciones alérgicas.

La mejor manera de prevenir las enfermedades de las cucarachas es aplicar buenas prácticas de higiene en el hogar, en los utensilios de cocina y los alimentos.