Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos informaron sobre una serie de ligeras anomalías cardiacas detectadas en adultos jóvenes y adolescentes que recibieron la vacuna de Pfizer y Moderna, aunque hasta ahora desconocen si existe relación alguna con la vacunación.

Según los reportes, en los primeros cuatro días posteriores a la aplicación de la vacuna, algunos jóvenes experimentaron casos de miocarditis, la cual es una inflamación del músculo cardíaco, hecho por el que los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) ya realizan investigaciones para detectar el origen de estos efectos.

Aunque no detallaron el número exacto de personas que experimentaron este inusual efecto secundario, se informó que fueron ‘relativamente pocos’ los casos, especialmente de adolescentes de entre 12 y 15 años de edad, así como de adultos jóvenes de entre 18 y 35 años de edad, grupos a los que recientemente se comenzó a vacunar en Estados Unidos.

Además se dio a conocer que la mayoría de las personas afectadas por los problemas cardíacos han sido hombres quienes han recibido ya las dos dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna.

Será en las próximas semanas cuando los CDC den a conocer los resultados de las investigaciones realizadas por la posible relación de los casos de miocarditis asociados a la aplicación de las vacunas, sin embargo, las campañas de vacunación no se detendrán y continuarán con total normalidad.

Asimismo se espera que las farmacéuticas emitan comunicados sobre la seguridad de sus vacunas en los grupos de edad de entre 12 y 15 años, así como jóvenes de entre 18 y 35 años de edad.