Estados Unidos.- Unos estudios recientes muestran que las personas infectadas con el nuevo coronavirus podrían estar propagando partículas virales «en aerosol» cuando tosen, respiran o hablan en un radio de 13 pies (unos 4 metros), y las partículas virales también pueden desplazarse en el calzado de las personas.

Pero los estudios también ofrecieron buenas noticias. El equipo protector estándar parece proteger de forma efectiva a los trabajadores de la atención de la salud de esas gotitas en aerosol y de la infección, e incluso las máscaras faciales de tela podrían controlar la propagación de las gotitas exhaladas.

Al leer los hallazgos, un médico de medicina de emergencias, el Dr. Robert Glatter, dijo que son un recordatorio de que cualquier forma de distanciamiento social podría ayudar a reducir los nuevos casos de COVID-19.

«La conclusión es que mantener cierta distancia de los demás es mejor que ninguna», señaló Glatter, que trabaja en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. «Seis pies (1.8 metros) son mejores que 5 pies (1.5 metros). En la era del coronavirus, más es mejor. Todo se reduce a las probabilidades de transmisión viral».

En un estudio, los investigadores chinos monitorizaron la «distribución» viral en las salas de hospital en Wuhan, la ciudad donde surgió la pandemia del coronavirus. Del 19 de febrero al 2 de marzo, «recolectamos muestras de frotis de objetos potencialmente contaminados en la UCI y en la sala general», señaló un equipo dirigido por el Dr. Zhen-Dong Guo, de la Academia de Ciencias Médicas Militares de Beijing.

Para obtener las últimas noticias sobre coronavirus, regístrate dando clic en este espacio y te enviaremos la información al instante

«También muestreamos el aire de interiores y los ductos de aire para detectar la exposición al aerosol», explicaron los investigadores.

Como anotaron los médicos, cuando las personas exhalan, unas gotitas más pesadas (que potencialmente contienen al virus) tienden a caerse al suelo debido a la gravedad, mientras que las gotitas más ligeras siguen suspendidas en el aire respirable.

Sus pruebas encontraron que un 70 por ciento de las muestras del suelo del hospital arrojaron resultados positivos del coronavirus, «quizá porque la gravedad y el flujo de aire hacen que la mayoría de las gotitas con el virus floten hasta el suelo», comentaron los autores del estudio.

Además, a medida que el personal médico camina por la sala, el virus se puede arrastrar por el suelo, como indicó la tasa de positivos del 100 por ciento del suelo de la farmacia [del hospital], donde no había pacientes

«Por tanto, las suelas del calzado del personal médico podrían funcionar como portadores».

No resultó sorprendente que las muestras tomadas de las superficies que se tocan con frecuencia (los pomos de las puertas, las barandillas de las camas, los basureros y los ratones de las computadoras) en general daban positivo de coronavirus.

¿Y qué pasa con el aire que las personas respiran? Mientras más cerca estaba a un paciente infectado, más probable era que una muestra de aire arrojara un resultado positivo, apuntó el grupo de Guo. «Los aerosoles llenos de virus se concentraban sobre todo cerca y en dirección de la corriente del aire de los pacientes», reportó el equipo.

Pero los aerosoles minúsculos pueden viajar más de los 6 pies que se plantean ahora en la mayoría de las recomendaciones sobre el distanciamiento social. De hecho, «la distancia máxima de transmisión del aerosol [de coronavirus] podría ser de 4 metros (14 pies)», reportó el grupo de Guo. Publicaron sus hallazgos en la edición en línea del 10 de abril de la revista Emerging Infectious Diseases.

El euipo médico funciona, indican estudios chinos
El estudio chino ofreció una buena noticia. El equipo de protección que usa el personal del hospital parece evitar la infección viral. «Hasta el 30 de marzo, ningún miembro del personal del Hospital de Huoshenshan se había infectado» a pesar de la contaminación generalizada del aire y las superficies, anotó el equipo.

Otro estudio de la formación de aerosoles de las gotitas exhaladas aparece en la edición en línea del 15 de abril de la revista New England Journal of Medicine. En ese estudio, un equipo de los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. y de la Universidad de Pensilvania usó tecnología de «dispersión de luz láser» para monitorizar la propagación de las gotitas desde la boca durante el habla normal.

Los investigadores encontraron que las gotitas se dispersaban en el aire, pero que usar «un paño ligeramente húmedo en la boca del hablante» detenía de forma efectiva la mayor parte de la dispersión.

En un comentario relacionado sobre ese estudio, Matthew Meselson, biólogo molecular de la Universidad de Harvard, dijo que «sugiere que es aconsejable usar una máscara adecuada cuando se piense que podría haber personas infectadas cerca».

Por su parte, apuntó Glatter, «si bien 6 pies sin duda es ideal basándose en las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., ahora nos enteramos de que las gotitas en aerosol de la tos o de los estornudos, que podrían entonces ser portadas por las corrientes en interiores y en exteriores, podrían hacer que esa distancia no fuera ideal».

Aun así, comentó, los datos científicos sobre todo esto siguen evolucionando.

«La verdad es que no sabemos qué en realidad hace que uno se infecte con el virus, incluyendo la cantidad de virus que es necesaria para de verdad iniciar una infección», indicó Glatter. «De hecho, quizá no se requieran superficies o gotitas infectadas después de todo, solo aerosoles. Simplemente no lo sabemos. La investigación sobre este concepto sigue expandiéndose y evolucionando».

Glatter enfatizó que otros factores, que incluyen la profundidad de la penetración de las partículas virales en los pulmones y la fortaleza del sistema inmunitario de una persona, también están implicados en el proceso infeccioso.

El Dr. Eric Cioe Pena es director de salud global de Northwell Health en New Hyde Park, Nueva York. Al leer el estudio chino, se mostró de acuerdo en que «el potencial de este virus de propagarse mediante aerosoles es muy aterrador, porque en esencia es un híbrido entre un virus aéreo y en gotitas, y esas gotitas puedan quedarse suspendidas en el aire durante un periodo largo y potencialmente infectar a otras personas».