La insulina es indispensable para poder tener los niveles de glucosa en orden, pero a veces el uso de este medicamento puede causar aumento de peso como efecto secundario.

Para evitar subir de peso por usar insulina y tener un buen control de la Diabetes hay que centrarse en dos puntos importantes: alimentación sana y actividad física, por lo que los especialistas de la Clínica Mayo dan los siguientes consejos:

-Planea tus comidas para no consumir calorías de más. Tu plato debe tener 50% de vegetales sin fécula (sin harinas), 25% de proteína (carne magra) y el 25% restante pueden ser cereales integrales como el arroz o vegetales con fécula como los chícharos o los granos de maíz.

-Bebe agua, la cual te ayuda a mantener la hidratación y también contribuye a la saciedad. Evita las bebidas azucaradas, que sólo aportan calorías y no tienen nutrimentos.

-Trata de no saltarte las comidas establecidas, lo único que provoca es que el hambre te haga hacer elecciones malas, tanto en porciones como en contenido.

-Realiza algún tipo de actividad física, se recomiendan 150 minutos de actividad aeróbica a la semana (correr, trotar, andar en bicicleta, bailar o nadar), además de realizar ejercicios de fortalecimiento muscular como pesas o pilates.

-Recuerda que el ejercicio favorece a que el cuerpo use la insulina de manera más eficiente, consulta a tu Médico para que te indique cuántas unidades tienes que reducir en la dosis según el ejercicio que realices y procura comer alguna colación antes de la rutina.

-Pregunta a tu Médico si puedes llevar una terapia combinada, es decir si puedes tomar algún medicamento oral para disminuir las unidades de insulina, así podrás mantener el control de tu glucosa y de tu peso.

-Administra las dosis de insulina que te recetó el Doctor, no las disminuyas por temor a subir de peso. Recuerda que puede resultar más peligroso para tu salud modificar las dosis porque puede aumentar tu riesgo de tener complicaciones relacionadas con la Diabetes.