El paracetamol parece ser una medicación casi milagrosa y es de las pocas que se puede consumir casi en cualquier situación para mejorar nuestra salud; no sólo eso sino que estudios además han demostrado que es uno de los menos nocivos que existen.

Este puede ayudar a mejorar la actividad de nuestro cerebro y activar el funcionamiento de muchas partes de nuestro cuerpo.

Así, hablaremos de cómo el paracetamol va a ayudar a afilar la memoria y a reducir el estrés neuronal en las personas que sufren de ansiedad o de algún otro tipo de trastorno.

Muchas personas en el mundo consumen este medicamento y esto se ha vuelto común como un tratamiento analgésico. Los síntomas de la gripe y el resfriado común son motivo de consumo.

Además de lo mencionado anteriormente, estudios confirmaron que el paracetamol ayuda también a mejorar el funcionamiento de la memoria. La razón por la que la disminución de estrés en el cerebro ayuda a mejorar la memoria es debido a que este es uno de los causantes de la pérdida de memoria a largo plazo.

Por otro lado, al ingerir paracetamol estamos activando una parte de nuestro cerebro denominada hipocampo. Responsable de las funciones de aprendizaje, resolución de problemas y memoria.

Por todo esto, este medicamento es uno de los pocos que vamos a poder comprar sin prescripción médica en cualquier farmacia.

Sin embargo, un mito urbano sobre el consumo de paracetamol para combatir la resaca, esto no es así porque ambas sustancias al disolverse, producen en el interior de nuestro cuerpo una especie de sustancias químicas que cuando se mezclan evitan que el cuerpo produzca glutatión.

Por el mismo motivo, no se recomienda usarlo con alcohol. Ya que aunque en ningún caso es recomendable tomar fármacos con esta sustancia, en el caso del paracetamol es especialmente importante evitar esta combinación.