El cáncer colorrectal es el cuarto tipo de cáncer más frecuente en México y responsable de 700 mil muertes al año en el mundo, de los cuales 95% de los casos comienzan en las glándulas productoras del moco que protege el interior del colon y del recto que se conoce como adenocarcinoma.

Tanto en mujeres como en hombres, el cáncer colorrectal es la tercera causa de incidencia y mortalidad por cáncer en las Américas, donde cada año se producen más de 245 mil nuevos casos y 112 mil muertes por este tipo de cáncer, de acuerdo con información de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Se le denomina colon a casi la totalidad del intestino grueso y consta de 4 segmentos: ascendente, transverso, descendente y sigmoides; su función es la de almacenar la materia de desecho de los alimentos.

El cáncer colorrectal se puede originar en cualquiera de las cuatro porciones del colon y se desarrolla de manera lenta durante varios años.

“El cáncer de colon se ha incrementado en los últimos 10 años con pronósticos alentadores para el tratamiento, siempre y cuando se sigan las estrategias de medicina de precisión adecuadas”, explica el doctor Horacio Astudillo de la Vega, Presidente del Consejo Científico de Nanopharmacia Group.

Entre las causas de este cáncer destaca el factor genético, ya que uno de cada 25 casos está ligado a la herencia; por ello, es importante saber si algún familiar ha padecido algún tipo de cáncer para que se haga un diagnóstico prematuro y certero.

El Doctor Horacio Astudillo dijo que practiar 22 minutos de ejercicio al día reduce al 60 por ciento el riesgo de padecer algún tipo de cáncer. Está demostrado que el estilo de vida es un factor clave para la aparición de la enfermedad, por lo que tener una dieta pober en fibra va a predisponer a un mayor riesgo de enfermar, así como la obesidad, la cual es un reflejo de malos hábitos alimenticios que orginan estados prediabéticos inmunodepresores y que, con el tiempo, pueden originar cáncer.

Astudillo de la Vega dijo que entre los datos de alarma de que se puede tener cáncer colorrectal se encuentran las evacuaciones con sangre (descartando lesiones como las hemorroides); y la consistencia de las evacuaciones (estreñimiento o diarrea crónica) son factores sugerentes de un posible diagnóstico de cáncer.

El estudio que debe realizarse para confirmar un diagnóstico es la colonoscopía, la cual debe ser realizada por un laparocopista. Se recomienda que el primer estudio de este tipo se realice en todas las personas mayores de 45 años y en personas con antecedentes familiares de cáncer colorrectal a partir de los 40 años.

El experto señaló que para evitar el desarrollo de este tipo de cáncer es importante modificar los hábitos hacia una vida más saludable realizando con regularidad ejercicio físico, evitar el sobrepeso y el exceso de grasa alrededor de la cintura, reducir el consumo excesivo de alcohol y dejar de fumar.

Nanotecnología abre nuevas alternativas de tratamiento

Nanopharmacia Group es una empresa mexicana que desde hace más de diez años se ha dedicado a la investigación del cáncer a través de la nanotecnología y en los últimos años ha desarrollado terapias para controlar el desarrollo de la enfermedad, que han sido registradas ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Uno de sus productos es Caldone, un fitofármaco a base de cúrcuma en presentación de gotas, del que se extrae el compuesto polifenol curcumina, el cual se ha asociado a efectos antiinflamatorios, antioxidantes y anticancerígenos. Su acción quimiopreventiva se ha asociado a la inhibición específica de componentes relacionados con el proceso de carcinogénesis, al interactuar con proteínas implicadas en la regulación epigenética.

Por siglos, la cúrcuma ha sido utilizada en Asia y Medio Oriente como un condimento, y se le han atribuído propiedades medicinales, las cuales han sido comprobadas por la medicina actual. Sin embargo, en forma natural no se puede absorber fácilmente en el organismo, por lo que requiere de un proceso de nanotecnología para que el polifenol curcumina llegue adecuadamente al organismo, señala el Dr. Astudillo de la Vega.

Este procedimiento hoy se hace en México, a través de su laboratorio ubicado en la capital del país, donde científicos nacionales están desarrollando toda una línea de nuevos tratamientos para el cáncer y otras enfermedades que aquejan a la población mexicana.