La hipertensión es una patología que sufren millones de personas en todo el mundo y está directamente relacionada con multitud de problemas del corazón, riñones o cerebro. Uno de los principales remedios para paliar la hipertensión es la reducción del consumo de sal, pero este no es el único alimento que sube nuestra presión arterial, aquí  vamos a enumerar una serie de ingredientes que también suben la tensión.

– Carnes rojas
Aunque creemos que no hay que eliminarla totalmente de la dieta debido a su aporte en minerales como el hierro, su contenido en grasas saturadas es muy elevado. Este tipo de lípidos favorecen la presión arterial alta, afecta a la formación de plaquetas y a la coagulación de la sangre. Carnes más magras como el pavo, pollo o el pescado son unas alternativas perfectas.

– Refrescos azucarados
No vas a descubrir nada si te decimos que las bebidas azucaradas son uno de los peores alimentos que puedes ingerir. Múltiples estudios sostienen que son un alimento que favorece la hipertensión, prácticamente con cada lata. Se cree que los altísimos niveles de azúcar van directamente a la sangre, alterando los vasos sanguíneos.

Si además son bebidas con gas, los efectos adversos se multiplican.

– Regaliz
Aunque en pequeñas dosis no entraña ningún problema, su consumo regular tiene bastante contraindicaciones. Su consumo puede causar retención de sodio, favoreciendo la presión arterial.

– Alcohol
Todas las bebidas alcohólicas aumentan la frecuencia cardíaca y estimulan el sistema nervioso. Está científicamente demostrado que el alcohol es un detonante de la hipertensión.

– Mostaza
Aunque su problema no son las calorías, sí es bastante rica en sodio. Puedes hacer una salsa ‘light’ diluyendo la del súper o moliendo tu mismo las semillas de mostaza. Eso sí, sin añadir sal.

– Sopas instantáneas
Las sopas instantáneas de supermercado tienen un alto contenido en sodio. Es el mismo caso de las pastillas de caldo concentrado y preparaciones exóticas como el ramen.

La importancia de cuidar tu alimentación
Se cree que unos 14 millones de personas solo en España sufren hipertensión. Además, se estima que hay unos 4 millones de casos más sin diagnosticar. Si ya pone los vellos de punta la primera cifra, la segunda es aún más terrorífica. Millones de personas que no son conscientes del problema y no están poniendo remedio.

La forma de luchar contra este mal es reducir el consumo de sal y realizar ejercicio físico moderado. Además de evitar los alimentos que aquí te enumeramos. También puedes sustituir los fritos por preparaciones en horno. Todo ello te ayudará a reducir la presión arterial y tu salud te lo agradecerá.