En ocasiones, la simple acción de levantarte de la cama y asistir a tus actividades cotidianas puede ser un esfuerzo difícil de lograr; pero, ¿cómo descubrir que sufres de fatiga o cansancio mental?

De acuerdo a un estudio publicado por la Journal of Applied Physiology,la fatiga mental puede influir en acciones importantes para nuestra salud; ejemplo, realizar ejercicio, ya que no afecta el desempeño cardíaco o muscular sino la percepción del esfuerzo a realizar, lo magnífica, y por consiguiente aumenta nuestra indecisión y falta de ánimos para llevarlo a cabo.

¡El día se hace eterno!

El cansancio mental puede producirse por diferentes razones: estrés,exceso laboral, nervios… Sin embargo, cuáles son sus síntomas. Aquí te presentamos algunos de ellos.

1. Hambre todo el tiempo. Una investigación presentada en la Sociedad para el Estudio de Comportamiento Ingesta, reveló que la fatiga puede producir hambre todo el día, ya que se escatima en sueño lo que aumenta los niveles de una hormona llamada grelina, la cual produce hambre.

2. Pierdes el control de tus emociones. De acuerdo a un estudio realizado por el experto Matthew  Walker, un cerebro fatigado es 60% más susceptible a responder ante imágenes negativas y perturbadoras. Por la fatiga las personas pierden capacidad para poner sus emociones en contexto y controlarlas.

3. ¡No sabes dónde dejas las cosas! Buscas las llaves y no las encuentras, no puedes concentrarte. La fatiga puede producir en tu organismoproblemas cognitivos que dificulten que coloques la atención correspondiente a tus tareas o actividades.

4. Eres más torpe. La fatiga hace que tus habilidades motoras sean más lentas y menos precisas, así lo indica Clete Kushida, del Centro Universitario de Stanford de Investigación del Sueño Humano.

5. Falta de sueño. Un estudio de la Universidad de Victoria de Australiaseñala los pacientes de fatiga experimentan mayores niveles deinterrupción del sueño que los pacientes con esclerosis múltiple.

La fatiga o cansancio mental no sólo influye en tus decisiones sino en tu salud. Recuerda que un buen descanso, una alimentación balanceada y ejercicio te puede  ayudar a evitarlo, y a realizar todas tus actividades.

ejb