La artritis es un término general para describir la inflamación en las articulaciones. Ciertos géneros de artritis socia con la inflamación incluyen: artritis reumatoide, artritis psoriásica, gota.

La manera más habitual de artritis famosa como osteoartritis o bien artritis degenerante queda de cierta forma fuera de esta definición puesto que se piensa que la inflamación no juega un papel esencial en la osteoartritis.

Al tiempo que la osteoartritis es ocasionada por el desgaste o bien daño de las articulaciones, la artritis reumatoide es un desórden del sistema inmunológico crónico y progresivo. Por alguna razón el organismo comienza a generar anticuerpos que atacan sus tejidos, por norma general las articulaciones.

La osteoartritis se genera cuando el cartílago protector en los extremos de los huesos se gasta con el tiempo. El síntoma más frecuente socio con la osteoartritis es el dolor en la articulación perjudicada mas asimismo puede hincharse, sentirse caliente, y volverse recia.

Jugo de Apio: Un antídoto natural muy eficiente para calmar la rigidez en las articulaciones ocasionada por la artritis es tomar jugo de apio a diario. La combinación del sodio con el potasio que contiene el apio puede disolver los depósitos de calcio que ocasionan la artritis. Además de esto, el apio contiene sodio, potasio, calcio, fósforo, azufre, magnesio, hierro y vitaminas A, B, C, Y también. Todas y cada una estas vitaminas y minerales que contiene el apio va a llenar cualquier deficiencia nutricional que podría estar ocasionando la artritis. Puedes hacer un jugo de apio usando una licuadora. Asimismo se puede hacer un té de apio utilizando tanto el tallo como las hojas.

Piña para calmar la artritis: La bromelina que contiene la piña es muy ventajosa para desinflamar. Coma la piña sola entre comidas para beneficiarse mejor de la bromelina.
Compresa de repollo: El repollo es buen antídoto casero para la artritis pues contiene glutamina, un aminoácido que se ha utilizado para calmar el dolor ocasionado por la artritis. Pique unas hojas de repollo bien picadas y envuélvalas en una gaza. Aplique sobre la articulación dolorida o bien inflamada y déjesela toda la noche. Repita múltiples noches.

Tintura de ortiga: Deje macerar 2 puñados grandes de ortiga en un litro de alcohol de noventa grados por una semana. Frótese la parte adolorida con la solución.

El jugo de zanahoria con apio: Otro jugo natural que podría ser realmente efectivo en su lucha con la artritis es el de zanahoria con apio. Mezcle igual unas partes de jugo de zanahoria con jugo de apio. En un par de semanas, el dolor se va a haber aliviado y las articulaciones van a estar menos rígidas.

El jugo de cerezas: asimismo es muy aconsejable para personas que sufren de artritis. Aparte de ser exquisito, asimismo tiene propiedades anti-inflamatorias. El químico responsable de darle el color colorado a las cerezas asimismo es una anestesia natural, con lo que asistirá a calmar el dolor.

Comidas para personas con artritis reumatoide: Evite el azúcar, suprima o bien reduzca la carne y grasas animales y reemplace el vinagre por el limón. Incluya en su dieta muchas frutas y verduras ecológicas

Vinagre caliente: Se aconseja envolver la articulación adolorida con una venda mojada en vinagre de manzana caliente. Después se envuelve con plástico de cocina y por último con una toalla para sostener el calor. No se debe envolver muy apretado. Otro antídoto popular es darse un masaje con vinagre caliente (no muy caliente para que no se vaya a abrasar) ya antes de acostarse para calmar el dolor ocasionado por la artritis reumatoide.

Cocimiento de corteza de sauce y harpagofito: 1/4 litro de agua, 1 puñado de corteza de sauce, 1 puñado de harpagofito. Hierva a lo largo de diez minutos a fuego lento la corteza de sauce y el harpagofito. Déjelo descansar otros diez minutos y lo cuela. Tómese 3 veces al día ya antes de cada comida. Ciertas personas pueden ser alérgicas a las plantas medicinales. Consulte con un médico ya antes de tomar este té.

Jengibre: El jengibre contiene gingeroles, unos fitonutrientes poderosísimos para reducir la inflamación. Además de esto contiene antioxidantes que asisten a adecentar las articulaciones de toxinas. Añada dos cucharaditas de jengibre en polvo a una taza de agua hirviendo y tome el té. Asimismo puede masajear las articulaciones doloridas con aceite de jengibre. Personas alérgicas al jengibre o bien pequeños menores de dos años no deben utilizar jengibre de ningún modo.

Caliente y frío: Lo caliente es bueno para la artritis por el hecho de que dilata los vasos sanguíneos, estimula la circulación de la sangre y calma la rigidez. Tanto el calor seco como el calor húmedo pueden ser efectivos. Para calor seco puede utilizar almohadillas eléctricas. Para calor húmedo aplique una bolsa de agua caliente sobre la articulación adolorida por veinte minutos o bien dese un baño de tina con agua caliente. Por otra parte, si las articulaciones están inflamadas aplique compresas frías. Ponga cubos de hielo en una toalla y póngaselo en la parte inflamada. Otra alternativa es utilizar chícharos congelados en vez de cubos de hielo. Lo frío no solo calma la inflamación sino más bien asimismo reduce los espasmos musculares (calambres)

Compresas de hojas de laurel: Haga una infusión bien cargada de hojas de lauro. Moje un paño en la infusión y aplique en la zona adolorida por quince minutos.

Compresa muy eficaz contra la artritis: Este antídoto casero es muy efectivo para calmar la artritis. Ponga tres o bien cuatro cucharadas de aceite de ricino en un sartén y caliéntelo por dos o bien tres minutos. Moje un paño en el aceite y aplíqueselo en la articulación que le duele. Cubra con un paño seco y encima con una alberga eléctrica. Déjelo por media o bien una hora. No use si la zona está inflamada.

Linaza en polvo: La linaza asimismo contiene ácidos grasos Omega tres. Se logra en los supermercados. Se le agregan 2 cucharadas al cereal o bien al jugo. No se aconseja tomar pero de 2 cucharadas de linaza al día.
Frótese con eucalipto: Póngase una o bien 2 gotas de aceite de eucalipto caliente sobre la parte perjudicada y frótese. Cubra con un plástico de cocina y sostenga el calor con una toalla mojada en agua caliente. Advertencia: El aceite de eucalipto puede irritar la piel.