Rihanna ha sido demandada, acusada de no haber liquidado las facturas del funeral de su abuela, quien falleció el año pasado.

La cantante habría gastado más de US$150 mil en el funeral de Clara ‘Dolly’ Braithwaite, en Barbados, después de su muerte en junio de 2012, pero los propietarios de la funeraria aseguran que Rihanna se olvidó de pagarles.

De acuerdo con documentos de la demanda, Rihanna solo ha pagado una cuarta parte del total y se ha negado a entregar más dinero, alegando que le estaban cobrando demasiado.