Los padres de Gerardo Bazúa habrían volado a Miami, Florida, para que su hijo les presentara a su novia, la «Chica Dorada», Paulina Rubio. De esta manera los dos habrían oficializado su relación ante sus respectivas familias. Cabe recordar que Bazúa está separado de su esposa y en trámites de divorcio. Los días recientes también se ha rumorado sobre un posible embarazo de Paulina Rubio, pero la información no ha sido confirmada ni desmentida.