Pablo Montero se vio muy afectado por los homicidios de sus hermanos Oliver y muy recientemente de Javi, a tal grado que cayó en una fuerte depresión.

El actor y cantante ya no tenía deseos de volver a los escenarios y pensaba seriamente en retirarse, pero su madre doña Mercedes lo hizo cambiar de opinión.

Montero reveló que su mamá al enterarse de sus planes le dijo:”Hijo, la vida tiene qué seguir y si naciste para cantar y actuar, tienes qué seguir con tu destino”; frases que le llegaron muy hondo lo hicieron recapacitar y desistir del retiro.