Alberto Aguilera Valadez, mejor conocido como Juan Gabriel, será denunciado por un grupo de ex trabajadores ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF). Los demandantes anunciaron que interpondrán querellas laborales y penales ante instancias distintas a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje en el DF, ya que en este organismo no ha dado cause a las demandas en contra del cantautor por despido injustificado.
De acuerdo con los ex trabajadores y ex músicos, el compositor se niega a pagar las indemnizaciones, a pesar de que los montos siguen creciendo con cada día que pasa. En noviembre pasado eran más de 30 millones de pesos los que se negó a reconocer y liquidar ante las autoridades de conciliación.
El abogado que lleva el proceso de los nueve asuntos laborales en contra del Divo de Juárez, Carlos Martínez Reyna, advirtió que recurrirán a las autoridades de los gobiernos del DF y federal para que intervengan y resuelvan el problema. A la fecha, la Secretaría de Relaciones Exteriores no ha actuado para que doce embajadas de países del continente americano contesten si Juan Gabriel llevó a sus ex trabajadores como músicos a esas naciones, y el mismo Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tampoco contesta si los tuvo inscritos en el instituto como sus empleados, según Martínez Reyna.
El litigante refirió que el cantautor negó la relación laboral con sus clientes y por lo mismo seguirán creciendo los montos por salarios caídos. Según él, Juan Gabriel y sus abogados empantanaron los pleitos en contubernio con las autoridades laborales, ya que a tres años de distancia de pedir a las embajadas e IMSS esas pruebas, que calificó de «ociosas», tampoco avanzan los asuntos, burlándose de los trabajadores, del derecho y de la misma autoridad.
En relación a las respuestas de las sedes diplomáticas, entre ellas Estados Unidos, Bolivia, Colombia, Costa Rica y Paraguay, el litigante dijo que a estas últimas hablaron molestos porque se les acusa de obstruir la aplicación de la justicia y del derecho mexicano, y lo único que se les pide es que contesten los oficios girados por las autoridades laborales y los recordatorios.
Martínez Reyna denunció a la Secretaría de Relaciones Exteriores de encubrir al Divo, pues no ha hecho nada para solicitar a las embajadas que comprueben que Juan Gabriel no llevó a sus representados con él a sus giras artísticas. «Les mandamos dos cartas para que informen si dos de mis clientes fueron empleados de Juan Gabriel, pero lo único que hace el director del Instituto es dejar hacer, dejar pasar», dijo sobre el IMSS de Chihuahua, donde hay registros de afiliación de los demandantes con Juan Gabriel.
Sin embargo, el abogado reconoció que entre sus clientes hay mucho escepticismo, pero se les enviará una carta al presidente Enrique Peña Nieto y al jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, para exponerles los casos. «No van hacer nada. Es ir a organismos internacionales como la Organización Internacional del Trabajo para que se haga algo y obligue a Relaciones Exteriores y al IMSS a contestar para que avancen los juicios y salgan los laudos», advirtió.
Martínez Reyna anunció que ante la negativa de Aguilera Valadez de resolver las indemnizaciones de sus defendidos, lo acusarán penalmente de presentar certificados falsos y negar que es Juan Gabriel en los juicios, en los cuales, abundó: «hay una impunidad total».