La atractiva actriz, conocida por llevar un estilo de vida saludable, ha asegurado que intentó limpiar su organismo mediante un tratamiento de 10 días basado en la ingesta masiva de zumos que le llegó a provocar alucinaciones.

«He hecho varias limpiezas de mi organismo a base de zumos, pero con 20 años realicé un tratamiento de desintoxicación durante 10 días que me provocó alucinaciones. Ten cuidado: un tratamiento de desintoxicación a base de zumos puede dañar tu metabolismo e incluso hacerte ganar peso en el futuro», explicó la intérprete en un artículo escrito por ella misma en el diario The Telegraph.

Aunque Gwyneth está totalmente entregada al cuidado de su cuerpo, confesó que de vez en cuando cae en la tentación de tomarse unas copas de vino o de fumar cigarrillos, ya que estos pequeños caprichos le proporcionan cierto «equilibrio» en su vida.

«Mantente alejado de la comida precocinada, sé que no es divertido cortar por completo la ingesta de estos alimentos y que incluso puedes cometer el error de darte un atracón, pero sólo date algunos caprichos de vez en cuando. A menudo tomo una copa de vino tinto por la tarde y los sábados suelo fumar un cigarrillo. Me encantan esos momentos porque me dan la cantidad justa de travesura que necesito. Ese equilibrio te permite seguir estando enérgico. Después de todo, hay que vivir la vida», aseguró.