Rompió el silencio la esposa de Gerardo Bazúa, la nueva pareja de Paulina Rubio, quien dio una entrevista a una revista de espectáculos.

Su nombre es Yuriko Sandoval, de 30 años de edad, quien ha estado casada con Bazúa desde hace 10 años y con quien tiene dos hijos Gerardo de 9 y Sebastián de 2.

Yuriko confirmó que llevan 3 meses de separados, desde que él le confesó a través de una llamada telefónica que sostenía una relación con Paulina : ”Fue muy duro oír esas palabras de su boca, sólo me senté a llorar , él me dijo ‘perdóname por favor’ y le contesté: ‘vete, sigue tu camino y yo seguiré el mío’ ”.

Acerca de Paulina dijo: ”Yo no la conozco, pero la traición para mi fue por parte de Gerardo; revelarme sus intenciones para terminar conmigo. En cuanto a ella, debió haberlo respetado porque ella sabía que él era un hombre casado”.

Yuriko cree que él está confundido, los yates, el glamour y todo lo que está viviendo con la Chica Dorada lo tienen atrapado. También dijo que acerca del supuesto embarazo de Paulina no sabe nada, pero de ser así, desea que sean muy felices, concluyó.