NUEVA YORK.- El tenor Plácido Domingo y el sindicato de artistas que le investigó por supuestos episodios de acoso sexual estaban negociando un acuerdo de medio millón de dólares para que no se difundieran detalles de las conclusiones de las pesquisas, un posible pacto que se fue al traste por una filtración, según The New York Times, si bien el sindicato habla de «multa».

El periódico tuvo acceso a un correo electrónico interno remitido por los líderes del sindicato de artistas musicales de Estados Unidos, AGMA, en el que criticaban la filtración y apuntaban que, como consecuencia de «esta flagrante violación de la confidencialidad», los abogados de Domingo se habían retirado del acuerdo.

Los dos directivos que firmaban el mensaje lamentaban que AGMA había perdido de esta forma «500,000 dólares que no solo habrían cubierto los costes de la investigación», sino que también habrían servido para financiar un programa para prevenir el acoso sexual en la industria.

Tras la publicación de la información por parte del Times, el sindicado reaccionó a través de un comunicado, en el que asegura que esa compensación económica era una «multa», que habría sido la mayor impuesta nunca a un miembro.

El dinero, subraya la nota, «no era a cambio del silencio de AGMA o para hacer algún tipo de ‘acuerdo secreto'».

«Independientemente de la multa impuesta, AGMA nunca tuvo previsto hacer públicos detalles específicos de su investigación interna, dado que el sindicato había garantizado a los testigos confidencialidad. Cualquier sugerencia de que el sindicato estaba siendo pagado para retener información es evidentemente falsa», señala la organización.

Mientras tanto, Debra Katz, abogada de dos mujeres que acusaron públicamente a Domingo, denunció que el sindicato estaba «intentando cerrar un acuerdo secreto con Plácido Domingo que estaba condicionado a la confidencialidad».

«A cambio él ofreció un tibio perdón y pagar un dinero que es una fracción de lo que gana», criticó Katz en declaraciones al Times.

Nancy Seltzer, una portavoz de Domingo, aseguró que el artista mantiene conversaciones con el sindicato sobre «cómo avanzar» y aseguró que «nada está fuera de la mesa».

La investigación interna del AGMA confirmó las denuncias de una veintena de mujeres contra el cantante español y consideró «probado» que Domingo hizo insinuaciones sexuales y coqueteó dentro y fuera del trabajo con «un comportamiento inapropiado».

Las pesquisas se iniciaron el pasado septiembre después de que varias mujeres dijesen a la agencia de noticias estadounidense AP que Domingo las había acosado sexualmente.

El sindicato, que no ha hecho público el informe completo, dio cuenta de las conclusiones de la investigación en un comunicado, mientras que el tenor asumió su «toda la responsabilidad» por sus acciones.