Silvia Pinal no dejará que la humille nadie, en este caso Televisa, quien canceló temporalmente la realización de la serie basada en su vida, y exige el pago de los derechos.

Al cancelar la producción, la televisora se abstuvo de pagar a la diva lo acordado por llevar a la pantalla su vida, pero doña Silvia no lo consideró justo y exige que le paguen.

Televisa quiso cubrir el acuerdo con una cantidad menor a lo que habían pactado antes, pero la señora no claudicó y no aceptó menos de la cantidad de la que se había hablado antes.