Agencias.- De acuerdo con una publicación periodística, un abuso en contra de agrupaciones y cantantes de corridos vienen cometiendo autoridades municipales y estatales de distintas entidades como Sinaloa, Tijuana y Chihuahua, entre otros, quienes les cobran fianzas de 500 mil pesos a cada uno como garantía de que no van a interpretar ese tipo de canciones durante sus presentaciones en bailes, palenques y ferias, pero nadie sabe a dónde va a parar ese dinero que normalmente «pierden” por complacer a sus seguidores.

En Chihuahua la agrupación sinaloense Los Tigres del Norte, fueron multados con medio millón de pesos. la alcaldesa María Eugenia Campos Galván no solamente cobró el dinero a través de la Secretaría de Gobernación municipal, sino que los agredió verbalmente porque se atrevieron a cantar temas prohibidos.

Otro caso es el de la agrupación Los Huracanes del Norte.

AUTORIDADES USAN LA FUERZA PÚBLICA

Personas del Gobierno municipal de Chihuahua, con el uso de la fuerza pública, irrumpieron en el baile del grupo y les desconectaron el equipo de audio, según porque su representante Ramiro Rodríguez, no había firmado una carta-compromiso de no cantar corridos pesados. Incluso se lo querían llevar detenido porque cantaron un tema que no estaba autorizado en una lista entregada previamente a las autoridades.
Heraclio García, líder de la agrupación Los Huracanes del Norte manifestó:

«A nosotros nos pasó en Chihuahua, concretamente, llegó Gobernación y llevó papeles que tuvimos que firmar y nos advirtió: ‘No pueden cantar corridos que hablen de muertes, personajes y ese tipo de cosas; sólo corridos de caballos’; pero yo creo que están mal porque prohibiéndole al artista que deje de tocar ciertas canciones eso no acaba con la violencia ni con todo lo que está sucediendo. Yo creo más bien que se dan publicidad a costa de nosotros para hacerle creer a la gente que están trabajando y que están haciendo una labor especial para inhibir el crimen, pero están afectando nuestra libertad de expresión.”

Así mismo, señaló que por lo general, el público no sabe a dónde va a parar el dinero de las multas a los cantantes y agrupaciones.

«Nos dimos cuenta que a Los Tigres del Norte los multaron con 500 mil pesos, pero a toda la gente que se le preguntaba no sabían a dónde fue a parar ese dinero ni quién lo recibió. Nosotros de nuestra bolsa no sacamos, pero no sabemos si el empresario los depositó. Lo que sí puedo decir es que Gobernación local nos exigió una lista de canciones y el día del evento cantamos el corrido de Juan Marta y de repente que sube la policía al escenario y que nos paran el show; nos quitaron el audio y querían llevarse preso a nuestro mánager Ramiro Rodríguez.”

Por su parte, Los Tucanes de Tijuana, a través de su publirrelacionista Ramón Navarro, explicaron:

«Respetamos lo que imponga cada gobierno y si nos dicen que no podemos tocar corridos, tratamos de evitarlo; pero muchas veces la euforia le gana al grupo y si nos dicen tienes que pagar tal multa, la pagamos y ya, pero no creo que eso sea correcto, porque no sabemos para qué se ocupe ese dinero.”