Lo anterior, si la comunicadora decide darle ‘el sí’ a uno de sus entrevistados, al popular Hilario Ramírez Villanueva, Layín, alcalde independiente electo de San Blas, quien tomará posesión el 17 del presente mes, en un magno evento que ya se considera su predestape a la mismísima gubernatura que se disputará en tres años.

Layín conoció a la conductora cuando acudió a la capital del país como invitado al programa Por Adela.

Al parecer, el popular personaje hizo clic de inmediato con la entrevistadora, a pesar de que ella, cumpliendo con su función, se le fue de inmediatoa la yugular por su declaración de “robar poquito”, por repartir billetes de 500 en sus actos de campaña o por poseer un caballo frisón de un cuarto de millón de dólares.

El político salió avante a los dardos sin siquiera ponerse nervioso y hasta se tomó la libertad de contar un chiste muy subido de tono, que arrancó la carcajada de Adela y fue editado en el programa al aire, pero que yatiene medio millón de visitas en las redes sociales.

La declaración de Layín provocó que periodistas extranjeros lo busquen, sobre todo cuando, a pesar de lo dicho, le ganó por 10 puntos porcentuales a su más cercano perseguidor, respaldado por tres partidos (PRIPV y NA).

Ramírez ha declarado una y otra vez a los medios locales que la periodista Adela Micha será “su vieja”.

Ante el cuestionamiento de algunos incrédulos que preguntaron si ya se le había declarado, él aseguró, con un gesto pícaro, que la que se le declaró fue ella.

La gente de San Blas y 100 invitados que acudirán a su toma de posesión esperan con ansias –y un poco de morbo– la llegada de Micha al acto político que animará La Arrolladora Banda El Limón. Por cierto, el palacio municipal de San Blas está tomado por sus empleados, a quienes se les adeudan tres quincenas.

 ejb