Eduardo Yáñez estaría pasando uno de sus peores momentos en el aspecto personal, pues de acuerdo a un ex asistente, el actor sufre los estragos de haber abusado de la cortisona, el alcohol y las drogas por varios años.

Según una publicación, es un ex trabajador del histrión quien ha dado a conocer que los órganos vitales de Lalo, como riñones y páncreas, estarían dañados por estos excesos.

Conjuntamente, esta persona reveló que Yáñez sigue sufriendo por la infidelidad de su última pareja sentimental, así como el reciente fallecimiento de su madre, además de que se encuentra sumido en la depresión y el alcohol por la falta de trabajo, pues ya dejó de ser el galán cotizado de las telenovelas.

“Desgraciadamente la situación de Eduardo empeoró el año pasado, trae una fuerte depresión porque ya casi no tiene trabajo y porque después de hacer las paces con su mamá, en febrero pasado, la señora tristemente murió, y eso le dolió en el alma, pues se dio cuenta de que está solo en la vida”, contó la fuente a la revista.

“Eduardo se niega a ver que los años pasan y que ya está viejo, que ya no tiene el físico y la presencia para ser protagónico. Lo más triste es que no acepta la realidad y por eso ya ha perdido muchas amistades (…) está solo porque tiene un carácter explosivo y la verdad está bien cabr** aguantarlo. Mucha gente que lo queríamos de plano nos hicimos a un lado porque se molestaba si intentábamos darle algún consejo”, añadió.

Finalmente, esta persona aseguró que por ahora Eduardo Yáñez tiene que someterse a un tratamiento de desintoxicación lo cual puede llevarle de tres a seis meses, pues de no hacerlo, las consecuencias pueden ser fatales.

“Los doctores le dijeron que la cortisona mal aplicada puede causar daños cardiacos y, sobre todo, de tipo renal, puede llegar en el último de los casos a requerir de un trasplante y eso pondría en riesgo su vida”, remató el ex asistente del protagonista de la telenovela “Fuego en la Sangre”.