Ciudad de México— El cantante Juanes confesó en Instagram que en una ocasión se llevó a casa un auto que no era suyo por error puesto que el vehículo era prácticamente idéntico al que él conduce.

«Cómo les parece que yo estaba acá en el estudio trabajando, 11 de la noche, y que llegan Karen Cecilia, mi hija Luna, (diciendo): ‘Juan, Juan, llegó la Policía a la casa, la Policía está afuera preguntando por usted’.

«Bajo yo y me encuentro cinco carros de Policía y 10 policías armados hasta los dientes que solamente les veías los ojos. Y yo (pensé): ‘Mierda, ¿qué pasó?'», relató.

El intérprete de «La Camisa Negra» contó que el oficial con el que tuvo contacto le indicó que tenían un reporte de que en su domicilio se encontraba un auto robado, hecho que sorprendió al artista, quien aseguró que en su hogar sólo se encontraba su auto, marca Tesla.

Tras mostrarle a las autoridades su carro, el cantautor regresó a su estudio para continuar con sus labores, aunque se quedó pensando en lo sucedido y, al darse cuenta que los agentes no se movían de su lugar, decidió volver a hablar con ellos, mostrándoles la aplicación del auto en su celular.

«Yo bajo otra vez y le muestro la aplicación del teléfono al policía y le digo: ‘Señor mire, esta es mi aplicación del carro y ese es mi carro, porque yo me vine en mi carro con mi esposa para acá’. Y el señor vuelve y me dice: ‘Pero, ¿está seguro de la placa? ¿Ese es su carro?'», añadió.

«Y en ese momento me digo: ‘Bueno, va a entrar a ver qué pasa, ¿cierto?’. El carro era exactamente igual. Entonces yo abro el carro, y cuando miro para adentro ahí al lado de donde se prende el carro veo como una servilleta y veo como otras cosas y me digo: ‘Mierda, este no es mi carro'».

Eso fue también lo que le comentó al oficial, y comentó que no sabe cómo ocurrió el descuido ya que ese tipo de vehículos no abren si no es con activación de voz a través de sus llaves.

Lo bueno de todo es que tanto el Policía como el propio famoso se tomaron la situación con hilaridad, lo mismo que el dueño del auto, a quien contactaron momentos después.

«O sea, literalmente, Karen Cecilia y yo nos robamos un carro, sin darnos cuenta, en Miami. Entonces ese policía, llama al dueño del carro que está aquí en mi casa, que era otro Tesla, y el tipo llega a mi casa y dice: ‘Claro, es que yo dejé la llave metida dentro del carro’.

«Y entonces cuando yo llego al carro, el carro se abre, arranca y se va. Entonces, bueno, nos abrazamos, nos reímos, porque esto es muy loco», dijo.

Para finalizar su relato Juanes comentó que el policía con el que estuvo tratando el caso lo acompañó al restaurante para recuperar su automóvil, y mientras eso sucedía le recomendó no dejar de contar la historia.