Al igual que otros muchos ciudadanos del país, la cantante Rita Ora ha decidido apuntarse al nuevo programa de voluntariado que se ha establecido en el seno del servicio británico de salud, el NHS en sus siglas en inglés, para asistir de forma presencial en las imprescindibles labores que ejercen estos días médicos, enfermeros y otros profesionales del sector sanitario ante la propagación del coronavirus en las islas.

Ha sido su propia madre, Vera Sahatciu, quien ha dado a conocer la noticia en conversación con la revista Hello!, a la que también ha revelado que la hermana mayor de la intérprete, Elena, ha querido dar el mismo paso. “Está muy concienciada y necesita aportar su granito de arena.

Tanto ella como su hermana Elena se encuentran entre las 750.000 personas que lo han pedido para ayudar y evitar que esta enfermedad llegue a nuestras puertas”, ha señalado.

Tan pronto como se confirme su solicitud, la artista se encargará de repartir medicamentos entre los sectores más vulnerables de la población, gestionar las correspondientes prescripciones médicas, vigilar a aquellas personas de mayor edad que vivan solas y, en general, ayudar a los más necesitados en estos tiempos convulsos y extraordinarios.