A escasas horas de conmemorarse el quinto aniversario luctuoso de Alberto Aguilera Valadez, conocido artísticamente como Juan Gabriel, las disputas por la herencia del cantante parecen llegar a su fin.

De acuerdo al programa “Despierta América”, un juez ordenó a Pablo Aguilera, único hermano vivo del intérprete de “Abrázame muy fuerte”, que entregue la propiedad que le dejó el artista en vida a su sobrino Iván Aguilera Salas.

A pesar de que en 2019 Pablo se negó a devolver propiedades de Juan Gabriel alegando que éste se las había regalado en vida, lo que dio inicio a todo el proceso legal, ahora las autoridades pertinentes han dado una resolución final.

Juan Gabriel es el menor de 10 hermanos, de los cuales actualmente solo sobrevive Pablo, que vive en Parácuaro, Michoacán, pues su hermana Rosa murió casi recién nacida; Virginia, quien era su consentida también falleció; José Guadalupe, Gabriel, Pablo, Miguel y 3 Rafaeles, murieron también en su etapa adulta.

Con el fallecimiento del “Divo de Juárez” surgió una fuerte disputa por su testamento, ya que el cantautor mexicano dejó como heredero universal a su hijo mayor; hecho que causó la pugna por el dinero y bienes del artista, e incluso sacó a la luz nuevos hijos, como Joao Rosales y Luis Alberto, quienes gestionaron impugnaciones sin lograr hasta ahora nada legalmente.