Enrique Guzmán interpuso una querella contra el periodista de espectáculos Gustavo Adolfo Infante por discriminación hace algunos meses después de la denuncia que hiciera su nieta Frida en contra de él.

Apenas se había dado a conocer las tres peticiones que el cantante hacía a la Fiscalía de Justicia de la Ciudad de México. Lo primera es que Gustavo Adolfo Infante no pudiera acercarse a su casa.

En segundo término, que dejara de intimidarlo –situación que el titular de “De Primera Mano” destaca que nunca ha pasado. Y por último, que si se encontraran un un mismo lugar, Infante no podría acercársele, por lo que incluso pedía que las autoridades le pusieran seguridad, pues, afirma, su vida corre peligro.

La Fiscalía descartó que el periodista fuera un peligro para él ya que el periodista no se ha acercado a su domicilio o familia, por lo que no hay ningún acoso hacia el cantante. “Falta una serie de diligencias para que las Fiscalía tenga la posibilidad de determinar de manera definitiva que no existieron las conductas que le atribuye el señor Guzmán”, expresó el abogado de Infante, el Licenciado Alonso Beceiro.

Cabe recordar que Gustavo Adolfo Infante tiene denunciado al cantante por fraude procesal, falsedad de declaraciones y amenazas. “Buscaremos llegar hasta las últimas consecuencias, que sea vinculado a proceso, y, en su momento, que sea sentenciado” finalizó.