Pablo Montero ha iniciado un pleito legal con su ex, Carolina Van Wielink, a quien quiere retirarle la custodia de sus hijas Daniela y Carolina.

El cantante denunció ante las autoridades que las niñas “corren peligro, son víctimas de violencia, maltrato y alienación parental”, según se ha dicho en el programa ‘Ventaneando’.

En la demanda, el intérprete asegura que su ex pareja se ha empeñado en poner a las menores en su contra, a pesar de que según trascendió, la madre de las niñas jamás le ha prohibido convivir con ellas.

Los documentos de la demanda dicen: “(Se pide) que se ordene a la hoy demandada de manera provisional y en su momento definitiva, se abstenga a ejercer violencia familia en la modalidad psicoemocional, en contra de mis menores hijas, Carolina y Daniela, ambas de apellidos Hernández Van Wielink, esto es que omita manipular, persuadir, inducir a mis menores hijas, mediante la desaprobación o crítica pendiente a producir a las menores el rechazo, rencor, odio, miedo o desprecio hacia el suscrito, bajo el apercibimiento de suspenderse la patria potestad y como consecuencia de ello, la guardia y custodia provisional que ejerce sobre mis menores hijas”.

Hace algunos años, el también actor intentó conseguir lo mismo en la Ciudad de México, pero la demanda no prosperó, por lo que ahora ha entablado este proceso en el estado de Yucatán.

Además de la pelea de custodia, Pablo busca quitarle a su ex esposa un departamento donde vive con las niñas, así como suspender el pago de la manutención de las menores, todo esto después de que Montero se enteró de que Carolina Van Wielink tiene una relación sentimental con un hombre llamado Luis Cejudo.