Indignación!, eso es lo que los seguidores del querido actor Octavio Ocaña han manifestado en redes sociales tras los rumores del que sería el beneficiario del supuesto testamento y seguro de vida de Octavio Ocaña: su prometida Nerea Godínez.

Según Arguende TV, se ha revelado que sería la prometida del famoso actor que interpretara a Benito Rivers en Vecinos la beneficiaria no solamente del supuesto testamento del que ella misma habló, sino también de un seguro de vida.

A decir de Dael Quiroz, Nerea habría hablado de un «intento de testamento»de Octavio Ocaña, mismo que aseguró no hablaría de su contenido hasta que lo hiciera previamente con la familia; el periodista señala que el supuesto documento dejaría sus bienes a su prometida y el hijo de la misma, a quien aseguran trataba como un hijo propio.

Sumado a esta situación, Quiroz indicó que una cuenta de Facebook llamada «Justicia por Octavio Ocaña», que incluso se había pensado que era administrada por la familia pero ya no se cree así, habría compartido un supuesto seguro de vida del joven actor de Vecinos en el que la beneficiaria en un 100% sería la propia Nerea Godínez.

El periodista asegura que es bastante sospechoso que un joven de 22 años piense en un testamento o seguro de vida y sobre todo que pensara en dejar como beneficiaria a su prometida, quien aún nisiquiera era su esposa, en lugar de a su mamá o sus familiares.

Dejó al aire la incógnita de que de ser legales, quién sería quien presionaría a Octavio Ocaña a realizar este tipo de documentos a tan corta edad. Hasta el momento, la familia no ha hablado al respecto.

Queda claro que la familia Pérez Ocaña tiene cosas más importantes en qué pensar ya que la investigación por parte de la familia y peritos expertos contratados por ellos mismos está activa actualmente.

Octavio Pérez ha compartido que su hijo ya descansa en paz y que ahora es tiempo de hacer justicia, por lo que están indagando en lo sucedido ese lamentable 28 de octubre. Hasta el momento los investigadores han dejado algo en claro, Octavio Ocaña no accionó el artefacto, por lo que hay un responsable a quien buscar.

Otra situación que sorprendió enormemente fue el hecho de que tuvieran que pasar dos semanas para que la familia tuviera acceso a la carpeta de investigación de las autoridades aún después de tener autorización del mismo presidente de México.