Ahora sí que ni cómo ayudarlo. Luego de que la amante de El Tigre Eduardo Hernández, Lorena Ríos, metió hace años una demanda para demostrar que el hijo que tuvieron ambos fuera del matrimonio, Gael Hernández, lleva la sangre del famoso cantante, el viernes pasado a las 11 de la mañana, el juez falló a favor de Lorena, haciéndola acreedora de la pensión alimenticia que solicitaba.
Fueron cerca de 11 años en los que Lorena estuvo peleando para demostrar que su hijo Gael es descendiente del cantante grupero, cosa que éste negaba. De tal suerte que ahora que la estilista norteña ganó el juicio, los estudios genéticos revelaron que efectivamente Gael tiene parentesco al cien por ciento con el artista, por ende, liberaron un acta de nacimiento con el nombre de Gael Eduardo Hernández.
Para Lorena este juicio ha significado un desgaste enorme ella no pretendía que las cosas llegaran hasta este límite.
“Lo que pasa es que él (Eduardo) me estaba comprando una casa en ese tiempo, y ahí empezó todo el problema, ya no me compró nada, (argumentando) que necesitaba tiempo y ya después nos separamos. Poco después, cuando no llegamos al acuerdo de la manutención del niño, ya no hubo de otra más que demandarlo”, dijo.