Ciudad de México.- Eiza González ha sido blanco de los paparazis y, por eso, a lo largo de su carrera ha existido la leyenda urbana que ella misma contrata a los fotógrafos para tener publicidad.

Pero ha sido la propia actriz quien ha puesto un alto a ese rumor.

La mexicana respondió en Instagram a un usuario que comentó las imágenes de su reciente visita al programa Jimmy Kimmel Live!: ‘¿Adivinen quién llamó al paparazi?’, cuestionó un perfil en la red social.

«Por lo sarcástico de tu mensaje, sentí la necesidad de responder a tu pregunta. Nunca en mi carrera he llamado o dado propina a un paparazi (para que me tome fotografías). Tan segura estoy, que le pido a cualquiera de ellos a que venga y pruebe lo contrario», escribió González.

La protagonista de Bloodshot sostuvo que le gusta mantener su vida lo más privada posible.

«No estoy segura si sabes que los paparazis viven de sus imágenes, por eso es que aguardan afuera de nuestras casas y nos siguen para conseguir un foto.

«Insisto, no tengo nada que esconder, pero no voy a dejar que tú o cualquier otra persona me haga menos por algo que fue inventado por un portal de chismes que quiso victimizar a su estrella masculina favorita y villanizar a una mujer que ha trabajado sin parar desde que era niña, sólo por tener un historia más jugosa».

La intérprete, de 31 años, quien ha sido ligada sentimentalmente con Liam Hemsworth, Josh Duhamel y Timothée Chalamet fue tajante con su mensaje final.

«No necesito de un hombre o unas fotos para tener una carrera. He trabajado muy duro para llegar a donde estoy», concluyó.