Iván Valdés, nieto de Don Manuel “El Loco” Valdés, aseguró que su abuelo falleció a raíz de los malos cuidados que recibió por parte de sus hijos Francisco y Pedro.

“Nunca atendió a su papá, solo lo tenía ahí como un mueble y nada más abusaban de él… que ellos lo cuidaron hasta el último día, ¡por favor!, ellos era lo último que hacían, cuidarlo, y me consta”, expresó Iván ante la prensa.

Sobre los presuntos malos tratos que habría recibido “El Loco”, el nieto del actor comentó: “estaban ahí las enfermeras, te pueden contar abiertamente, por qué no dejan de decir mentiras descaradamente, y por qué no apechugan, porque desgraciadamente como ya se les fue mi abuelo, ya se les acabó el chiste, se les acabó el veinte, mataron a la gallina de los huevos de oro y ahora se quedaron con el puro caldo y se les acabó el veinte, pobrecitos”.

Posteriormente, Iván dejó entrever el posible motivo de estos abusos de los hijos de Don Manuel. “Ellos nunca estuvieron… y en las malas, menos, le hicieron más daño que bien, es lo que nunca entendí, cómo era posible, o a lo mejor tanto rencor de tanto tiempo, no sé el resquemor luego es muy fuerte y algunos traumas salen a relucirse y a lo mejor fue su manera de vengarse de él al final, pero pues obviamente por qué no lo hicieron cuando estaba fuerte y de frente, se me hace muy cobarde y muy mala agradecido de su parte sobre todo, el no haber atendido a su papá como se merecía”.

Por último, el nieto de Valdés subrayó: “viviendo de arrimado, porque obviamente tanto a él como a Pedrito los corrieron desde siempre y nunca se independizaron, repito, miserables que fueron toda su vida, nunca enfrentaron nada, vivieron de arrimados ahí toda su vida, o sea, desde que los corrieron sus esposas, vivieron de arrimados ahí, eso es lo que es la verdad, porque ni a su mamá atendían cuando estaba enferma, la atendía yo su mamá que ellos”.

A escasos días de la muerte del longevo actor tras una dura batalla contra el cáncer, siguen dándose a conocer varios detalles que revelarían que “El loco” no fue cuidado debidamente en sus últimos momentos de vida.