Fue el pasado primero de febrero que la modelo Vanessa Vargas Ribeiro de 33 años murió luego de caer de la ventana del tercer piso del departamento de su novio en un edificio en la calle Oaxaca, en la colonia Roma.

Según se puede ver en un video de una cámara ubicada en la esquina del lugar en donde falleció, que el novio de la joven dejó el cuerpo tirado de la brasileña en el suelo, mientras aún estaba viva, y él se iba en su automóvil, minutos más tarde, la mujer fue encontrada y llevada al Hospital Rubén Leñero, en donde dos horas después de las 8:30 murió.

La madre de la modelo dijo en entrevista que el principal sospechoso de la muerte de su hija es el novio de Vanessa, un empresario a quien conoció en México luego de que ella se mudará en búsqueda de un mejor estatus laboral hace seis años.

Antes de ser hallada sin vida, la joven publicó una fotografía en la que aparecía junto con su novio, un empresario identificado como Eugenio Kuri, quien habría escapado del edificio minutos después del accidente en donde la modelo perdió la vida.

Según dijo Elvira Vargas, prima de la modelo, “Los vecinos empezaron a escuchar una discusión muy acalorada, muy fuerte, con gritos. Y cerca de las seis o siete, la gente dice que la aventó y que fue un feminicidio”.

Vanessa Vargas trabajaba como modelo y promotora de eventos, pero luego de conocer a Eugenio inició una relación sentimental con él y este le pidió que dejara de trabajar; amigos cercanos a la pareja dicen que tenían una relación muy tóxica, llena de malos tratos y abusos.