Kelly Asbury, mejor conocido por dirigir las películas de animación nominadas al Oscar como “Spirit: Stallion of the Cimarron” (2002) y “Shrek 2” (2004), murió a la edad de 60 años.

El nativo de Texas falleció en su casa en Los Ángeles de complicaciones por cáncer abdominal.

“Era una de las personas más admiradas y queridas en la industria”, dijo su representante, Nancy Newhouse Porter de Newhouse Porter Hubbard.

El trabajo de Asbury dirigiendo y expresando personajes en “Shrek 2” ayudó a que la secuela fuera un éxito de taquilla masivo, recaudando 919.8 millones de dólares con un presupuesto de US 150 millones, al tiempo que obtuvo nominaciones a los premios Oscar y Annie.