Mark Tacher dice que él no está de acuerdo que los actores manifiesten públicamente su preferencia por algún partido político, y menos convertirse en imagen de alguno de ellos.

“Somos figuras públicas, debemos respeto a la sociedad, y al final uno nunca sabe cuáles son las verdaderas intenciones de los partidos. Los actores somos apolíticos, parte de la comunidad que solamente muestra una cara de lo que está sucediendo. Cualquier actor cometería un error al convertirse en rostro de algún partido político, cuando nuestra labor es el entretenimiento”, declaró Tacher.

 El actor agregó: “Estamos en un año electoral muy complicado, la población no cree en los partidos. La situación social va a pesar mucho para saber qué vamos a hacer en nuestro país, porque somos responsables de lo que pase. Tenemos que tomar decisiones justificadas desde un punto de vista objetivo”.