César D’Alessio se sometió a una cirugía plástica para reconstruir su rostro, después de la golpiza que recibió por parte de los guardias de un político del Estado de México.

Su mamá Lupita D’Alessio reveló esto al programa ‘Un Nuevo Día’: “Su papá le pagó la operación y le dije: ‘No te preocupes’, su naricita se la tuvieron que operar, le hicieron pedazos su cara, entonces sí, lo tuvieron que operar, pero ya está bien”.

La intérprete negó que con la terrible situación que vivió su hijo, César pretendía hacer negocio: “Mal, una situación muy dolorosa, casi me lo matan, por ahí se decía en redes sociales que mi hijo se había vendido, tú sabes que nosotros somos gente muy trabajadora”.

“Le afectaron las cuerdas vocales porque lo estaban ahorcando, pero con los ejercicios que mi mamá me enseñaba, yo se los estoy pasando a él”.