Lupita D’Alessio en entrevista con Jordi Rosado, confesó que aunque amaba mucho a su padre, se sintió usada, utilizada por él, algo que ningún padre debería hacer con sus hijos.

La cantante dijo que su padre explotó el talento que ella tenía, su voz privilegiada, pero ella hubiera querido su cariño, su apapacho: “Me sentí usada en algún momento, pero lo amé con toda mi alma”.

“Me faltaron muchas caricias, porque mi papá tuvo dos matrimonios antes que mi mamá y tuvo cuatro hijos, dos con una y dos con otra…un día llegó una de sus hijas y se sentó en sus piernas, eso me puso mal y me fui a mi cuarto…yo era supuestamente su única hija y llegó una más que existía, imagínate el dolor que me causó, me dolió muchísimo”, dijo Lupita.

Al recordar esos episodios dolorosos en su niñez, Lupita expresó el vacío que esto le hizo sentir a lo largo de su vida, por eso sus múltiples relaciones: “por eso yo quise a varios, traté de lastimar a otros por lo que me hizo mi papá”.