Los comediantes German y Freddy Ortega, mejor conocidos como “Los Mascabrothers”, enfrentan dos demandas por fraude en los Estados Unidos, tras no poder realizar los shows a los que se habían comprometido.

Resulta que en el país vecino se vendieron 12 presentaciones en diferentes centros de espectáculos y ciudades, mismas que los actores no cumplieron, al no tener listas a tiempo sus visas de trabajo.

Los espectáculos fueron pagados por adelantado por Gustavo Félix y Polo Hernández, a quienes no les han regresado su dinero, según publica el Diario Basta!.

Como los shows se pagaron por adelantado, y los comediantes no han sido localizados para que regresen el dinero, dos empresarios californianos los denunciarán judicialmente.