Leticia Calderón es una de las actrices más reconocidas del medio artístico; sin embargo, en una charla con sus seguidores reconoció que hubo un momento de su carrera en que se disgustaba al ser perseguida por las personas.

“Yo empecé muy chiquita, a los 14 años a trabajar, era una telenovela tras otra, una tras otra… y llega un momento en que pierdes la dimensión de a dónde estás llegando, de a quiénes estás llegando y de qué manera estás llegando, y pues sí, en algún momento yo dije ya basta de autógrafos, ya basta de todo esto, me voy a dedicar más al trabajo y no veía más nada”, relató.

No obstante, hubo un detalle que le hizo poner los pies en el piso y entender el verdadero propósito de su carrera como actriz.

“Cuando tuve la oportunidad de viajar y conocer a personas invidentes, conocer otros lugares y ver la emoción que les causó el conocer Esmeralda (la telenovela), me dieron una cachetada, asi de ‘hey, hay mucha gente que te está viendo, que te está siguiendo’”.

Tras esta situación, Calderón cambió de actitud con sus fanáticos, y ahora valora a cada uno de ellos.

“Nunca más he vuelto a negarme a un autógrafo, a una sonrisa, a olvidarme que yo también paso momentos tristes o enojada, o de desesperación o de prisa, y me detengo mucho a decir ‘ellos no tiene la culpa’, y por supuesto que no saben por el momento que uno está pasando”.

De esta manera, la actriz mexicana se sinceró con sus fans y les hizo ver que a pesar de que en algún momento se le subió la fama, ahora valora a cada uno de sus seguidores, por lo que siempre se da el tiempo para atenderlos.