Tras no presentarse a la cita que le hizo un juez por adeudos con el SAT, Laura Bozzo, presentadora de televisión, reapareció en su cuenta de Twitter y explicó que por problemas de salud y un mal entendido hicieron que no cumpliera con el pago.

En esta red social, Bozzo lamentó no haber cumplido con el adeudo fiscal y aseguró que había entendido que «tenía tres años para hacerlo».

«Si no me presente es porque por mis problemas de salud avalados por médicos era una sentencia de muerte anticipada», expresó en la red social.

En agosto, un juez a cargo de la audiencia, y a petición de la Fiscalía General de la República (FGR), ordenó prisión preventiva justificada en el Reclusorio de Santiaguito, en Almoloya de Juárez, para la conductora.

Esto, por cometer un delito fiscal que rebasa los 12 millones de pesos, lo cual provocó que fuera vinculada a proceso con prisión preventiva.