El pasado viernes entre las 17:00 y 18:00 horas, Lolita Ayala fue dada de alta del Hospital ABC, informó un empleado del nosocomio.

A decir de la fuente consultada y que pidió guardar su anonimato, durante su permanencia en el sitio, la periodista estuvo muy bien atendida, tanto por el personal médico como por sus hijos, aunque cabe destacar que una de las allegadas que se mantuvo más al pendiente de la comunicadora fue su colega Diane Pérez, a quien en diversas ocasiones se le vio apapachando a su amiga.

A pesar de sus dolencias, se sabe que Ayala siempre se mantuvo de buen ánimo y atenta con cada uno de los empleados del lugar.

A decir de testigos, la creadora de la fundación Sólo por ayudar, tendrá que ser sometida a terapia durante seis meses, como consecuencia de la operación de la segunda vértebra lumbar a la que tuvo que ser sometida tras el lamentable accidente que sufrió cuando volaba en un helicóptero en Chihuahua.